martes, 3 de marzo de 2009

Huérfano



Me enseñaste que las mañanas son hermosas
si son a tu lado
que no importa la espera de la dura jornada
si al final existe la recompensa de una llamada
o un mensaje de texto
me educaste para que fuera correcto, divertido
para ser un hombre bueno
pero te fuiste sin decir adiós
quizá con miedo a herirnos más de la cuenta
pero dime mujer
¿cómo viviré sin la opulencia de tus curvas?
¿sin tu aliento fresco como rocío?
¿alejado de tu humor, humores y ternura?
destetado de tu sabor de mujer
cegado por no ver tu difuminado color
negado al hecho de no ver tus ojos
sordo por no escuchar tu voz
sediento de tu saliva
aterido de no tener tu calor
Huérfano
me dejaste
Huérfano seré
soy.

Obra: Sorrow. Vincent Van Gogh

6 comentarios:

Acerina dijo...

:-(

Anónimo dijo...

Ricardoooo =)Me haces falta! Un beso! Mónica (Portugal)

Ricardo dijo...

Acerina, es fuerte saber que ni una llamada se puede hacer...

Moniquita, ¡yo también te extrañé!

JJ dijo...

Saludos, gracias por venir a mi blog. Un placer conocer tus letras.
Un gran abrazo desde Venezuela.

doble visión dijo...

Ricardo, antes que nada agradecer tu visita, lo ual posibilita qu yo conozca tu espacio.
Siempre sostuve que la simpleza en las palabras no significa banalidad, sino claridad.
Escribes y hablas simple... eres claro y entonces dejas un recuerdo, aunque te hayan dejado huérfano...

saluds
marcelo

Ricardo dijo...

JJ, gracias a ti, un abrazo

Doble, igual digo, gracias por tu visita, y tus palabras, nos estaremos leyendo

Publicar un comentario

| Top ↑ |